Comité Internacional
de la Bandera de la Paz

ONG-Asociado con el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas

inicio  |  comité internacional  |  bandera de la paz  |  artículos 

 

 

NICOLÁS ROERICH

(1874—1947)

 

 

 

 

 

Nicholas Roerich, iniciador de la Bandera de la Paz, es uno de esos genios representativos de Hombre Universal, que enaltecen al Ser Humano, siendo verdaderos portadores de la Luz Divina.

Escandinavo de origen, su nombre significa “Rico en Gloria”. Nació en San Petersburgo, Rusia el 9 de octubre de 1874 y ya desde su más tierna infancia sintió un gran amor y afinidad con la naturaleza, la cual gozaba en toda su magnitud en la casa de campo de sus padres “Isvara” cuyo nombre en sánscrito significa “Espíritu Divino”. Allí donde él mismo dijera: “Todo lo especial, todo lo agradable y memorable, está conectado con los meses de verano en “Isvara”, se despertó en él una profunda apreciación de la belleza en todas sus formas y un sincero deseo de conocimiento.

Estas cualidades innatas encontraron expresión en una prodigiosa y multifacética carrera, cuyos frutos son más de siete mil cuadros y numerosos libros como “Altai-Himalaya”, “El invencible” y “Shambhala”, entre otros.

Hasta la hora de su muerte en los Himalayas, en 1947, y aún recientemente, su vida y su obra eran poco conocidas en el Occidente.

La diversidad de talentos hicieron de Nicholas Roerich un ser excepcional, convencido de que la evolución depende de la síntesis del conocimiento en todos los campos. El creía fundamentalmente lograr la unidad dentro de la diversidad. Es con este ideal que crea la Bandera de la Paz, que unifica en lo más elevado y sagrado a todos los seres humanos: LA PAZ.

Sus logros humanitarios le valieron la nominación para el Premio Nobel de la Paz.

Nicholas Roerich, para la Bandera de la Paz, retoma un símbolo arcano que aparece en el planeta hace más de nueve mil años, en el período paleolítico en unas piedras de Mongolia.

También lo encontramos en la cerámica del período neolítico, en la India se le conoce como el Chintamani o Símbolo de la Felicidad, para los tibetanos simboliza el disolvedor de la oscuridad. Aparece en el cuadro de Memling “La adoración de Cristo”, en el pecho de Jesús, en la Madonna de Strasburgo, en los escudos de los cruzados, en iconos rusos, en estandartes budistas, en los escudos de armas de algunos Papas y en las imágenes de los legendarios Gesar Kahn y Rigden Djapo.

Por su universalidad y antigüedad en el planeta, Nicholas Roerich pensó que no habría un símbolo más apropiado para la Bandera de la Paz, ya que une todas las culturas y todos los pueblos del mundo.

De este modo, ese triángulo mágico logra el milagro de la Unidad en la Diversidad, creando el arte de vivir en Paz con todos los seres de la Tierra.

El símbolo lo conforman tres esferas dentro de un círculo color magenta sobre fondo blanco. Puede interpretarse como la unión del pasado, presente y futuro dentro de la eternidad o como la síntesis de la Filosofía renovada, la Ciencia y el Arte en la Esfera de la Cultura.

La obra pacificadora y cultural de Nicholas Roerich fue conocida en muchos países y admirada por personalidades de su tiempo como Bernard Shaw, Rabindranath Tagore y Albert Einstein.

Como dato curioso les comentaré que fue Nicholas Roerich quien sugirió al Gobierno de los Estados Unidos que el Símbolo de la Gran Pirámide debía ser impreso en los billetes de un dólar. El Secretario del Tesoro aceptó su proposición y la Pirámide aparece desde entonces en los dólares americanos.

Nicholas Roerich se inicia como pintor en 1900 al graduarse de la Academia de las Bellas Artes de San Petersburgo y de la Facultad de Derecho de la Universidad de la misma ciudad, carreras que estudió simultáneamente. Va a París para conocer lo último en las artes plásticas y cuando regresa empieza a exponer sus cuadros integrándose en el Grupo Artístico “El Mundo del Arte”. En 1906 Roerich es nombrado Director de la Sociedad de Amigos del Arte y en 1909 Miembro de la Academia de Bellas Artes en Rusia. En 1919 por motivos de salud Roerich se muda a Finlandia y tras aceptar la propuesta del famoso empresario Sergio Diáguilev y de tomar parte en las puestas en escena en Londres de la ópera “El Príncipe Igor” de Borodin, la familia Roerich se traslada a la capital británica. Más tarde los Roerich se instalan en Nueva York, donde Nicholas lleva a cabo una gran actividad artística dando conferencias y organizando exposiciones.

En 1920 consigue fundar en Nueva York la Asociación internacional de Artistas Plásticos “Cor Ardens”. En 1921, el Instituto de la Síntesis de las Artes y en 1923, el centro artístico “Corona Mundi”. El mismo año en Nueva York los continuadores de la obra del pensador inauguran el Museo Roerich.

En 1924 la familia Roerich se traslada a la India. Muy interesados por el Tibet, el artista estudia la pintura, la medicina popular y el budismo tibetano, así como la práctica de los movimientos religiosos y su repercusión en la vida de Oriente.

En el Valle de Kulú, Roerich funda el Instituto Científico “Urusvati” de los Himalayas, donde realizaban investigaciones bioquímicas, astronómicas, astrofísicas y lingüísticas y Svetoslav Roerich, artista plástico, lo ayudaba en las investigaciones.

En los años 20_30 los Roerich organizan expediciones científicas a Asia central, Altai, el Japón, Manchuria y China. En 1947 empezó a hacer preparativos de su viaje de regreso a Rusia, pero no quiso la suerte que así fuera, Nicholas Roerich murió en la India el 13 de diciembre de 1947.

Nicholas Roerich durante toda su vida se preocupó por la salvación del patrimonio cultural de la humanidad. En 1929 publicó el proyecto “Pacto para la protección de los valores culturales”. Sus ideas han servido de base para el convenio de la Haya sobre la protección de los valores culturales, firmado en 1957 por 57 países, entre ellos la Unión Soviética.

El 15 de abril de 1935, en Washington, D.C. en presencia del Presidente Franklin D. Rossevelt, el Pacto Roerich fue firmado por los Estados Unidos y todos los países latinoamericanos convirtiéndose en la Historia del Derecho Internacional en el primer convenio sobre la protección de los valores culturales.

En México, durante el período del presidente Lázaro Cárdenas del Río, se firmó el Pacto Roerich, que apareció publicado en el “Diario Oficial” del 17 de agosto de 1937.

Pero si bien la Bandera fue creada para proteger los monumentos artísticos que conforman el patrimonio de la humanidad, es hoy, en los momentos dramáticos que vivimos, que la Bandera de la Paz cobra su profundo significado, hablando a las conciencias para preservar no sólo los tesoros artísticos sino los valores espirituales, que ayudarán a conservar la vida misma de nuestro planeta.

Dirigiéndose a los participantes del encuentro memorable del 15 de abril de 1935, Nicholas Roerich escribió:

“¡Que ondeé la Bandera de la Paz sobre los centros de luz, sobre los altares y baluartes de la espiritualidad! ¡Que en las islas solitarias de la belleza, sobre los desiertos y aún ahí fructificará la semilla mágica!. ¡Resplandecerá la Bandera de la Cultura, llena de clara luz del corazón!. La Bandera de la Paz ondeará siempre en el espíritu y en el corazón!. Amén.

 

Dra. Alicia Rodriguez.

 

 

BANDERA DE LA PAZ

Antecedentes Históricos de la Bandera Internacional de la Paz
El Símbolo de la Bandera de la Paz
El Símbolo de la Bandera de la Paz a través de las Edades
Simbologia de la Bandera internacional de la Paz
Transformarse en Bandera de la Paz
Breve reseña de Nicolás Roerich (1874—1947)
Pacto Roerich de la Paz
Pacto Roerich Original
Museos

© Alicia Rodríguez, 2005—2010, site content © Gai Sever, 2005—2010, site development

inicio  |  comité internacional  |  bandera de la paz  |  artículos 

mapa   |  enlaces  |