Comité Internacional
de la Bandera de la Paz

ONG-Asociado con el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas

inicio  |  comité internacional  |  bandera de la paz  |  artículos 

 

 

 

Entrega de la Bandera de la Paz
a la Iglesia Católica en la Catedral de México

 

 


this page in English

En la vida de los seres humanos, hay días que son tan plenos y divinos, que no se quisieran olvidar nunca. Este es el caso del memorable día en que la Orden Franciscana, organizó una bella ceremonia en la Catedral Metropolitana, para que le entregara la Bandera de la Paz a la Iglesia Católica de México.

Tres mil niños de la orden Seglar Franciscana, emprendieron una caminata desde el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, llevando al frente la Bandera de la Paz. En completo orden y en silencio, estos niños, todos vestidos de blanco, dando un ejemplo de paz al Mundo, recorrieron el Centro Histórico hasta entrar en la Catedral.

Justo en la bella reja dorada que cubre el Coro de la Catedral, esperaba yo llena de emoción, por ese gran privilegio que me otorgaba la vida: ENTREGAR LA BANDERA DE LA PAZ A LA IGLESIA CATÓLICA DE MÉXICO, EN LA PERSONA DE SU ARZOBISPO, EL CARDENAL DON ERNESTO CORRIPIO AHUMADA.

El ya estaba perfectamente enterado de la presencia de la Bandera, puesto que su admirada y gran amiga. la escritora mexicana, la Dra. Emma Godoy, le había trasmitido todos los antecedentes Históricos, le había mostrado el Diario Oficial Mexicano, del día en que México había aceptado la bandera por decreto presidencial del 17 de Agosto de 1937, y también le había llevado el Credo a la Bandera, que Ella había escrito magistralmente, después de haber tenido una de las experiencias más cercanas a Dios, que Ella experimentó en su existencia.

Emma llegó a recibir la Bandera estando  paralítica, en una silla de ruedas, y tan pronto me fui acercando a Ella, con el Símbolo de la Trinidad que es el Logo de la Bandera de la Paz (Tres esferas formando un Triángulo con el vértice hacia arriba rodeados por un círculo), el cuerpo de Emma se transformó en completa armonía divina, dejando de estar paralítica y caminando perfectamente desde ese momento hasta el día de su muerte.

Ese milagro, la hizo pensar muy seriamente en el Símbolo de la Bandera de la Paz, que en el Planeta tiene ya más de 9000 años, que ha aparecido en diferentes culturas y en la Historia de la Humanidad, siempre con un sentido positivo.( Para abundar en más información sobre el símbolo de la bandera, ver nuestra página web:  Simbología de la Bandera )

Emma quiso legar a la Humanidad, un mensaje que nos hablara de la divinidad de ese Símbolo, que fue capaz de ponerla en armonía y dejar la enfermedad en un santo momento de paz. Y escribió el Credo a la Bandera de la Paz, como una herramienta de limpieza espiritual para lograr la paz. Este CREDO lo  digo cada vez que doy la Bandera, en el Mundo, que en  este momento, ya suman más de  tres mil banderas, entregadas en distintos países.

Pues como les decía. El Cardenal, estaba al tanto de todo lo ocurrido con la salud de Emma Godoy, de su maravilloso escrito, para ayudar a las personas a estar en paz, y de la historia Bandera de la Paz, aceptada por México desde 1935.

En el bello Coro de la Catedral, recibí la Bandera que venía portada por Hijos de Seglares Franciscanos, y llena de emoción, la tomé entre mis manos, haciendo una pausa para sentir su elevada vibración.

Como casi siempre sucede, en ese momento, al tomar la Bandera se siente un movimiento muy especial como dándonos la bienvenida, que trasmuta  en nuestras vidas, todo lo que debe ser transmutado. Todo aquel que  tiene la suerte, de tener entre sus manos la bandera o escoltarla en una ceremonia de entrega, realiza un notable cambio espiritual en su vida. Lo he comprobado al través de 22 años.

Con todo respeto, y mientras se escuchaban las notas musicales del gran órgano, caminé por el pasillo central de Catedral, experimentando elevadas emociones, que se podrían casi identificar como divinas.

Después de caminar el gran pasillo, llegué hasta el Altar Central, donde me esperaban los Jerarcas de la Orden Franciscana y el Sr. Arzobispo, quien recibiría la BANDERA EN NOMBRE DE LA IGLESIA CATÓLICA DE MÉXICO.

En aquella época, a las mujeres no se nos permitía pisar el Altar, así que respetuosamente me quedé varios escalones abajo. Ante mi gran sorpresa, el Cardenal, me hizo un amable gesto de que subiera.

Me quedé casi petrificada, pues estaba consciente que en 400 años, yo sería la primera mujer que tendría el privilegio de pisar ese altar, portando la Bandera de la Paz. Tomé una respiración profunda y acepté la invitación. La otra mujer que subió en esa ocasión fue Rosarito, de la Orden Seglar Franciscana.

Todo era armonía y felicidad. Mi voz dando el mensaje del Iniciador de la Bandera, el ilustre artista Prof. Nicholas Roerich, ( Ver su biografía en nuestra web www.banderadelapaz.org  ) fluía suavemente, llegando a las Conciencias, que en esas ceremonias, muchas veces encuentran su misión por la paz.

Terminé el mensaje con las palabras de Roerich:

”Hemos sembrado la semilla de la paz, y ella fructificará, de ello estamos seguros, dado que grandes inteligencias y generosos corazones se han encargado ya de su cuidado.”

Luego dije el Credo a la Bandera, escrito magistralmente por la Dra. Godoy, que iba hablando a cada corazón.

”CREDO A LA BANDERA DE LA PAZ!
DRA. EMMA GODOY   VERSIÓN DRA. ALICIA RODRÍGUEZ

Ante esta Bandera Universal de la Paz, prometemos: Honrar este Símbolo, luchando incansablemente por la paz.

Ante esta Bandera de la Paz, que encarna el saludo de Cristo: LA PAZ SEA CON TODOS VOSOTROS Postramos el alma, y nos comprometemos diciendo mentalmente: PROMETO SOLEMNEMENTE NO ALBERGAR NUNCA MÁS ODIO ALGUNO NOCHE CON NOCHE ME LAVARÉ DE CUALQUIER RESENTIMIENTO Y SONREIRÉ MUY CORDIALMENTE EN LA OSCURIDAD A QUEL QUE EN ESE DÍA O EN DÍA DISTANTE ME HIZO DAÑO.

TODOS EXIGIMOS EL DESARME DE LAS NACIONES MAS YO, EMPEZARÉ POR DESARMARME DE REPRESALIAS Y VENGANZAS IMPEDIRÉ QUE LOS NIÑOS Y LOS JÓVENES HEREDEN LOS ODIOS ANCESTRALES DE SU NACIÓN CONTRA CUALQUIERA OTRA NACIÓN. AMARÉ COMO A COMPATRIOTAS A LOS QUE NO LO SON Y HABITEN CUALQUIER REGIÓN DEL PLANETA, SIN IMPORTARME LA DIFERENCIA DE RAZA, POLÍTICA O RELIGIÓN PORQUE NO MIRARÉ LO QUE NOS DISTINGUE Y SEPARA, SINO AQUELLO EN QUE TODOS COINCIDIMOS: NUESTRA ESENCIA DIVINA

DE ESTA MANERA LLEGARÁ EL DÍA EN QUE SE DERRUMBEN FRONTERAS Y MURALLAS, Y YA NADIE SE SIENTA EXTRANJERO EN NINGUNA PARTE.

PROMETO SOLEMNEMENTE, SER EL HERMANO DE LOS HOMBRES PRÓXIMOS O DISTANTES, Y CONVENCERME POR FIN QUE TODOS SOMOS UNO POR SER HIJOS DEL MISMO PADRE DE DIOS, QUE SE LLAMA AMOR… EN RESUMEN, YO, SER HUMANO, VOY A SER PACÍFICO PARA PODER LLEGAR A SER UN PACIFICADOR. Y QUE ESCUCHEN ESTA PROMESA:

MI CONCIENCIA, LA BANDERA DE LA PAZ Y DIOS.”

Al terminar, me acerqué al Prelado y suavemente le dije si me permitía realizar una meditación guiada. El, con su gran generosidad y comprensión, accedió, y desde el Altar Mayor, comencé a decir con toda mi alma a cada uno de los fieles, lo siguiente: ”Imagina que tu corazón es una flama Que en su deseo de llegar a la Paz profunda, crece cada vez más. Hasta convertir todo nuestro cuerpo en una llama de amor, que se extiende a todos nuestros Hermanos aquí presentes-

El fuego de paz en nuestro corazón se agiganta Y de esta Catedral se irradia a la gran Ciudad de México. La llama de paz, sigue cubriendo a México, A toda América y los demás Continentes Inundando de paz el Planeta Tierra.

La Bandera de la Paz, es una gran llama de amor y luz. Que brilla y alumbra al Universo…. Pongamos la flama de amor de su Símbolo en nuestro corazón, por siempre…”

El silencio reinaba en la Catedral, y las lágrimas aparecían en los ojos de aquellos seres que deseaban intensamente la Paz.

Nada perturbaba el momento. Solo reinaban la paz y el amor entre todos los presentes. TODOS ÉRAMOS UNO.

Emocionada, me cubrí los ojos y caí de rodillas en el reclinatorio del altar. Repentinamente me sacó de aquel éxtasis, un ligero golpe en mi cintura del lado izquierdo, y sentí que me habían puesto un cordón que tenía varios nudos. Era tal la emoción que no podía discernir entre lo divino y lo humano.

Humildad y paz profunda, llenaban mi ser, y se me permitió percibir en toda su grandeza, la presencia de un Ser iluminado, que desde ese momento quedó indeleble en mi corazón: LA PRESENCIA DEL GRAN MENSAJERO DE LA PAZ: SAN FRANCISCO DE ASÍS.


DOY GRACIAS
Dra. Alicia Rodríguez

 

 

 

Entrega de la Bandera de la Paz a la Iglesia Catolica en la Catedral de Mexico

Virgen Maria del Pueblito, con el simbolo de la Bandera de la Paz a sus pies

Bandera de la Paz en el Altar del Santuario de la Virgen del Pueblito en Queretaro, Mexico

 

 

Artículos

70 Aniversario de la Bandera de la Paz en San Petersburgo, Rusia
Alianz Comunidad Estudiantil
Bandera de la Paz en Coatzacoalcos
Celebración de los 75 Años de la Bandera de la Paz y el Pacto Roerich
Celebración del 70 Aniversario del Pacto Roerich y la Bandera de la Paz en Rusia
Décimo Tercer Aniversario de la Coordinación de Bandera de la Paz en Morelia Michoacán
El Barco ”Zamná” llevará la Bandera de la Paz por el Mundo
El Comité Int. Otorga La Medalla Roerich A José Argüelles
Entrega de la Bandera de la Paz a Guanajuato
Entrega de la Bandera de la Paz a la Iglesia Católica en la Catedral de México
Entrega de la Bandera de la Paz a la Red Iberica de Luz en España
Entrega de la Bandera de la Paz a la Siberian Roerich Society
Homenaje Luctuoso de Vida
La Bandera de la Paz en la Cima de la Peña Mágica de Bernal-Querétaro
La Bandera de la Paz en la bella ”Cozumel, isla de paz”
La Dra. Alicia Rodríguez en Jornada Espiritual en Altai
La Hermosa Ciudad de la Paz Baja California Sur Recibe la Bandera Internacional de la Paz
La Visita de la Dra. Alicia Rodríguez a Ecuador
Monumento a la Bandera de la Paz en España
Programa Educación Para Una Cultura De Paz
Recordando la Entrega de la Bandera de la Paz al Dalai Lama
Simbología de la Bandera Internacional de la Paz
Transformarse En Bandera De La Paz
Solemne celebración del 15 aniversario- coordinación Michoacán- México
La excibición fotográfica del museo Roerich de Moscú, sigue su gira por México
Entrega de la Bandera de la Paz al pueblo y gobierno de Querétaro - México [ pps, 6,5 Mb]
Carta de una lectora
Compromiso con la Bandera de 64 Mesas Redondas Panamericanas

© Alicia Rodríguez, 2005—2009, site content © Gai Sever, 2005—2009, site development

inicio  |  comité internacional  |  bandera de la paz  |  artículos 

mapa   |  enlaces  |